El potencial de la automatización dentro de la Industria 4.0

En los últimos años cada vez es más habitual escuchar y leer en distintos medios sobre la Industria 4.0 y su potencial dentro del sector industrial. Tanto es su éxito que ahora es el objetivo a lograr en los próximos años. Sin embargo, en muchas ocasiones se deja a un lado a la automatización, poniendo toda la atención en la gestión de los datos y el Internet de las cosas. 

SITUACIÓN ACTUAL

Aunque estos conceptos son fundamentales en la Industria 4.0, la automatización está sin duda dentro de la la misma, y es fundamental para lograr un flujo de trabajo completamente digitalizado en conjunción con los sistemas físicos ya presentes en la actualidad.

A día de hoy existen muchos trabajos dentro de la cadena industrial que siguen realizándose de forma totalmente repetitiva sin ninguna tecnología de apoyo. En el gráfico siguiente puede verse como dentro de las ocupaciones con más posibilidades de ser automatizadas existen tareas dentro de actividades industriales. Es por ello, que existen aún muchas industrias que necesitan dar varios pasos extra en la automatización de sus tareas antes de afrontar la digitalización de su proceso de valor. De lo contrario, habrá muchas tareas que no tengan su información integrada dentro del flujo de conocimiento de la empresa.

Profesiones que serán de los robots. Fuente: El orden Mundial

Las tareas a automatizar no son solo procesos manuales, también hay tareas muy rutinarias en muchas áreas de las empresas (extracción de datos en formatos físicos, generación de presupuestos, gestión de datos, redacción de informes…). Todas estas tareas tienen una gran incidencia en tiempos y valor de cada empresa, y por ello su automatización no solo mejora en términos económicos, sino que mejora el proceso de trazabilidad del producto o servicio. Esta trazabilidad es la que permitirá realizar una digitalización del trabajo mucho más fácil y eficaz.

Technical Feasibility. Fuente: McKinsey Research

En el gráfico anterior se puede comprobar además, como un 51 % del tiempo de las empresas es susceptible de automatizar usando tecnología ya probada. Evidentemente estas tareas son las más interesantes para poner el foco de la mejora dentro de cada plan de automatización, pues ya existen formas de optimizar esas tareas sin necesidad de evaluar nuevas tecnologías. En definitiva, son los procesos en los que es más útil centrarse al implementar al comenzar una estrategia de Industria 4.0.

Todo esto se resume en horas de trabajo ahorradas como se puede ver la estimación del gŕafico siguiente con previsión para 2030. Esto puede suponer un ahorro de más de un 15% del gasto horario actual, permitiendo centrar la atención en procesos más importantes.

Cuando lleguen los robots. Fuente: Stadista

CONCLUSIÓN

En conclusión, es extremadamente prioritario y provechoso digitalizar de cara a avanzar hacia una Industria 4.0, pero no se debe dejar de lado que todavía existen muchas tareas que pueden y deberían ser automatizadas para lograr una mayor eficiencia en toda la cadena de producción y que también forman parte de la Industria 4.0.

Artículos Relacionados